Monthly Archives: June 2009

bi polar baby

Yeah you’re a monster
don’t try to convince me otherwise
yeah you’re an angel
but one of you will not survive

hey what’s the matter now
did you not get what you wanted?

you’re not the only one whose lonely
bows in your hair and a pony ride
this thing comes around only
to blow out some candles

so do it right
bipolar baby
Advertisements

Òscar, tens raó.

“Me cuesta abrir las ventanas y las puertas,
pero más me cuesta atrancarlas cuando me las dejo medio abiertas y entra el frío.
Me cuesta pensar en las mañanas de domingo,
y no digamos ya en las tardes,
cuando el peso etílico de la noche anterior llama al timbre interior del cerebelo y deja su dedo puesto, insistente, esperando una respuesta que nunca va a llegar.
Me cuesta levantarme de la cama,
con esos juegos mentales de “dos minutos más”
que no sirven ni para engañarme a mi mismo.
Me cuesta hacerme la comida y la cena,
vagancia de quien no sabe cocinar y no se siente motivado a ello.
Me cuesta ponerme a estudiar
y cuando lo hago
me cuesta permanecer concentrado en lo que debería.
Me cuesta rozar con las yemas de los dedos
y que ese algo se me escape.
Me cuesta seguir el hilo de conversaciones
que no salen a la luz.”

survivor, survive, sur viv.

Risin’ up, back on the street
Did my time, took my chances
Went the distance,
now I’m back on my feet
Just a man and his will to survive

So many times, it happens too fast
You change your passion for glory
Don’t lose your grip on the dreams of the past
You must fight just to keep them alive

Chorus:
It’s the eye of the tiger,
it’s the cream of the fight
Risin’ up to the challenge of our rival
And the last known survivor stalks his prey in the night
And he’s watchin’ us all in the eye of the tiger

Face to face, out in the heat
Hangin’ tough, stayin’ hungry
They stack the odds ’til we take to the street
For we kill with the skill to survive

chorus

Risin’ up, straight to the top
Have the guts, got the glory
Went the distance, now I’m not gonna stop
Just a man and his will to survive

slow shit

There’s so much shit that I wanna do to you
First you gotta step into this room
Look into my eyes, I’ma look right into yours
Cut the lights off but don’t you close the door
Tonight I’m gonna make my hallways echo you

17/06/1983

me llamabas “nat in the sky”,
y yo te encerraba en habitaciones durante horas.

lo bueno de todo esto es que sólo acaba importándote
saber a dónde vas y quién va a ir contigo,
que la oportunidad lo es todo,
que habría que apresurarse despacio,
para no recordar ni los gritos,
ni cuántas noches hemos visto esfumarse.

y no sé qué más decirte que no haya dicho ya.

felices 26, en dónde estés.

te decía que

si me pusiera, acabaría tejiendo una macromanta. macromanta. micromanta.
cómo se entiende que éste sea uno de mis mejores veranos y a la vez el verano en el que más me aburro? me gustaba estar sola cuando me faltaban horas, tener que hacer listas cada día, muchas listas. esto es una mierda seca asquerosa. aburrirse en agosto es triste. sólo lo acepto en niños lechosos. pero más triste es ver que por no aburrirte, recurres a onlinebooks.com y decides empezar novelas en su idioma original. más triste todavía es levantar la cabeza y ver que Wilde traducido está en la estantería, y que estás perdiendo el tiempo, que es lo que querías, pero no estás satisfecha del todo porque no te dejas acostumbrar al aburrimiento, no cedes, no permites. y entre oreja y oreja aún hay esa cosa pegajosa que te hace sentir mal -tirando a culpable-, que repite que no se debe perder el tiempo. tomas consciencia de la mediocridad del momento y sólo eres capaz de mover la mano para coger el bic más cercano y acabar escupiendo detrás de cualquier trocito de papel un “algo extraordinario”.
no dejes que me tatúe el logo del stumble en la puta cara.

méxico.

Escribir a medias, tintas en un epitafio, en pos de dilucidar el elixir,
boulevard de los sueños rotos,
donde confluyen: su copa, mi vino, nuestro humo…

Sendos versos, relatamos, a la par,
analgésico homogéneo contra el mal de amor,
maldita virtud innata de ancestros poetas,
herencia tergiversada la nuestra,
por la contemporaneidad que nos atañe.

Tu llanto es el mío, mi pena, la tuya, vagan por la baldía vereda
desde México hasta acá, (donde faltan diez para las doce)
y ya la mar es la nada de un todo…

Pablo Llorente Requena

%d bloggers like this: